Pedanías de Sigüenza

siguenza

vista siguenza

Después de visitar Sigüenza no es extraño quedar aturdido por los numerosos y magníficos monumentos que alberga esta ciudad medieval con sede episcopal y en tiempos, universitaria. Pero Sigüenza no es sólo Sigüenza, también lo son las 28 pedanías que componen este municipio, cabeza de comarca de la Serranía de Guadalajara.

Pueblos muy diversos y llenos de contrastes
Pozancos, Imón, Ures, La Cabrera, Guijosa… pequeñas joyas rurales de la provincia; todas ellas singulares y con su propio carácter. Imón y las salinas romanas, La Cabrera y su molino papelero que fabricaba el papel para los billetes en el reinado de Alfonso XIII, Riba de Santiuste y su intacto castillo de cuento o Pelegrina, que asemeja un islote sobre el barranco del Rio Dulce, en pleno Parque Natural, hogar de rapaces y de recuerdo a Félix Rodríguez de la Fuente. Mucho tiempo y mucha historia la de estos pueblos, hoy en día prácticamente deshabitados, pues en algunos de ellos ni siquiera se alcanzan los diez habitantes.

Pelegrina vista

Carabias, tiempo y calma
Estamos en invierno y ha nevado. Por aquí la nieve se deja ver cada año y no es extraño cruzarse con máquinas despejando carreteras y caminos; pero los pequeños pueblos están intactos y recorrerlos andando convierte el paseo en una aventura. En Carabias parece que el silencio habla. No hay casi viento y la nieve amortigua las pisadas. Apenas se percibe un ligero chorreo en la fuente y gotas de agua cayendo de los tejados. Medio escondida y cubierta de blanco se va apareciendo una de las Iglesias románicas rurales más impresionante de la comarca y probablemente de la región.

Carabias iglesiaLa Iglesia del Salvador tiene una gran galería porticada con columnas geminadas perfectamente conservadas, dos portadas en arco de medio punto, ábside y torre campanario.  El color ocre de los pilares destaca entre la nieve y deja entrever las marcas dejadas por los canteros, firmas sin nombre de los que allá por el siglo XIII, tallaron con cincel y martillo y golpe a golpe columnas y arquivoltas. Hay formas geométricas, hojas de acanto y otros vegetales, algunos animales y figuras humanas. Toda la ornamentación que permite la sencillez del románico y muy al estilo cisterciense, como en Sigüenza.

Carabias columnas

Ladra un perro con eco, no está lejos ni cerca.
Al rodear la Iglesia se descubre una vista del campo blanco. En esta fachada norte dicen que también hubo pórtico, que lo hubo en los cuatro costados lo que haría de ésta una de las iglesias rurales más grandes del medievo. Suenan las campanas de los pueblos vecinos con un tintineo metálico que recuerda el sonido del chocar de martillos y cinceles. Se ha callado la fuente porque el viento empuja los caños y el agua resbala silenciosa por la pared. El perro ya no ladra y por la chimenea de una casa que hay frente a la Iglesia, se ve salir un humo blanco casi transparente. Aquí sonidos y movimientos parecen turnarse para no perturbar la calma.

 

 

estos pequeños pueblos se sitúan en el valle de Sigüenza entre los ríos Dulce y Salado  

 

Ures

La vitalidad de Pozancos
Sólo 6 Km separan Carabias de Pozancos por una carretera recta que, con buen tiempo, invita a ser recorrida en bici. Hay que atravesar Ures, otra pequeña pedanía formada por unas cuantas casas, placita y fuente formando uno de los pueblecitos más simpáticos de La Serranía. Planificado o no, Ures es un modelo de buen gusto. Y al final de la carretera está Pozancos. Sin grandes pretensiones o monumentos muy llamativos, Pozancos te va cautivando según lo recorres. El pueblo discurre paralelo al Vaderas, pequeño río de los muchos que discurren por esta comarca que está cuajada de arroyos, riachuelos y manantiales.

Pozancos lavadero

Tras algunas calles y callejas estrechas, se llega a una plaza mayor que es sin duda el lugar de reunión del pueblo y debió de serlo así siempre, pues en ella están la fuente y el lavadero, los dos de grandes proporciones. En la fachada del edificio que domina esta plazuela, sobria y elegante cuelga el buzón de correos con su característico color amarillo girasol.

Desde la plaza, una calle sobrevuela el riachuelo y desemboca en los huertos. Aunque cubiertos de nieve, se adivinan los cercados que separan unos campos de otros y los surcos arados en la tierra esperando los nuevos brotes. El día es frío, pero en Pozancos nadie se ha quedado en casa. Tres o cuatro vecinos pasean bajo el paraguas, aunque por ahora no nieva ni llueve. Un anciano está sentado en un banco de piedra, impasible a la fría temperatura, esperando a alguno de los paseantes. Corre el agua por la fuente, el lavadero y el río y hay un agradable olor a leña. Llega de lejos la conversación entre los albañiles que restauran una casa, la nieve no les ha impedido seguir con su trabajo.Pozancos

Hay algo que empuja a seguir el paseo y continuar por un camino estrecho que a veces no se separa ni un palmo del río. No hay que andar mucho para llegar a una pequeña Iglesia también románica y del siglo XIII. Es la Iglesia de la Natividad que en el S. XV recibió algún añadido gótico, aunque no ha perdido por ello el sello románico original. pozancos Anunciacion

El rio puede cruzarse andando por pequeños puentecillos que han improvisado los vecinos y así volver y contemplar el pueblo desde la otra orilla. Los animales están resguardados en sus cobertizos. Desde aquí, Pozancos parece un belén de esos que tienen rio con agua y motores que encienden fuentes y molinos.

pelegrina

 

Pelegrina es pura naturaleza
De nuevo en la carretera comarcal que enlaza todos estos pequeños pueblos resulta difícil decidirse por uno y el día en invierno no da para mucho más. En dirección a las hoces del rio Dulce, está Pelegrina. Las ruinas del castillo en lo alto dominan un paraje natural extraordinario. Nunca fue este castillo defensa ni fortaleza, si no residencia estival y retirada de los obispos que lo construyeron con este fin en el S. XII. Pelegrina tiene calles estrechas e irregulares que descienden por la loma del cerro que corona el castillo. La Iglesia románica de la Santísima Trinidad surge medio escondida entre las casas y es conocida por su bello artesonado mudéjar. Pero en Pelegrina lo monumental es su paisaje. Cascadas, barrancos, quejigos, encinas, enebros. No es tiempo de rutas, pero merece la pena acercarse al mirador “Félix Rodriguez de la Fuente” y admirar el vuelo del buitre leonado. Empieza a oscurecer y no habrá mejor despedida para este día que escuchar el canto del búho real, majestuoso cazador nocturno de estos parajes.

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Paisajes, gastronomía, vida rural y mucho más

Previous Next
Historia y leyenda en Patones
Historia y leyenda en Patones Historia y leyendaen Patones Patones forma parte a ese... Leer más
Las alpargatas, verano en los pies
Las alpargatas, verano en los pies Calzado tradicional en zonas rurales, la alpargata o... Leer más
Lavaderos de pueblo
Lavaderos de pueblo Solía decirse que no hay pueblo sin iglesia, fuente y... Leer más
Sepúlveda, el hechizo de una villa
Sepúlveda, el hechizo de una villa Los ríos Caslilla y Duratón prácticamente rodean... Leer más
Pueblos en fiestas por San Antón
Pueblos en fiestas por San Antón Pueblos en fiestaspor San Antón "Hasta San Antón,... Leer más
¿Hacemos torrijas?
¿Hacemos torrijas? Ingredientes:   1 barra de pan... Leer más
Huevos con tagarninas
La Toscana vista desde il Cellese
La Toscana vista desde il Cellese En La Toscana no caben estridencias ni discordancias.... Leer más
Pasión por la montaña
Pasión por la montaña A pesar de residir y trabajar en Madrid, Emilio... Leer más
Ensalada púrpura y naranja
Ensalada púrpura y naranja Ingredientes para cuatro... Leer más
Garbanzos Montecristo
Garbanzos Montecristo Ingredientes:   1 manojo de... Leer más
Hedsor House protagoniza "El Cuarteto"
Hedsor House protagoniza "El Cuarteto" Uno de los alicientes para ir al cine es escuchar los... Leer más
La aventura impresionista de Darío de Regoyos
La aventura impresionista de Darío de Regoyos Una magnífica exposición que desde Bilbao llegará... Leer más
Urueña, un paisaje ilustrado
Urueña, un paisaje ilustrado Interrumpiendo la extensa campiña vallisoletana, se... Leer más
Sanz Lobato y su inspiración en lo rural
Sanz Lobato y su inspiración en lo rural Rafael Sanz Lobato encontró en el mundo rural de la... Leer más

Un sevillano en la sierra

Previous Next
Cuando el verano llega a Pujerra
Cuando el verano llega a Pujerra De Igualeja a Pujerra te sientes sumergido en un inmenso bosque de castaños que, durante los meses de mayo a julio,... Leer más
El balastar de Faraján
El balastar de Faraján Faraján, que en bereber significa "Lugar de delicias", se encuentra situado en el Alto Genal, asomado al valle que este río da... Leer más
Jubrique, una sierra con aire de mar
Jubrique, una sierra con aire de mar Hay algo mágico en la Serranía de Ronda: misterio, historia, leyendas. Adentrarse en sus montes por viejas carreteras,... Leer más
Carmen Laffón: "el paisaje y el lugar"
Carmen Laffón: "el paisaje y el lugar" Un prolongado viaje a lo largo del Guadalquivir En el Monasterio de Santa María de las Cuevas, conocido también como... Leer más
Cementerios con vistas: Gaucín
Cementerios con vistas: Gaucín Cementerioscon vistas:  Gaucín “La muerte no es nada. Es solamente como si durmiera en la habitación contigua.Yo sigo... Leer más
Benalauría restaura su lavadero
Benalauría restaura su lavadero Benalauría restaura su antiguo lavadero He vuelto a Benalauría (Benalauria, un pueblo hecho para las flores) y me he... Leer más
Una historia con final feliz
Una historia con final feliz El Jilguero europeo(Carduelis carduelis) Ave paseriforme de la familia de los fringílidos a la que también pertenecen el... Leer más
Ronda romántica
Ronda romántica Ronda, en estos últimos días de Mayo, se viste de rondeña y se echa a la calle para hacerte vivir uno de sus momentos de... Leer más
Los jardines del visir
Los jardines del visir Si las bicicletas son para el verano, las sierras andaluzas lo son para el resto del año. Sobre todo en primavera. Es un 4 de... Leer más
Diccionario de campo: veredismo
Diccionario de campo: veredismo Un sencillo paseo por una vereda. Sin hitos, sin metas.Sólo por respirar en el campo...... con el campo.   Vereda del... Leer más

Rutas de Emilio: recorridos para todos sin sobresaltos

Sotres - Espinama
Sotres - Espinama Desde la parroquia más elevada de Asturias...   Puntos principales de paso: Sotres - Invernales del Tejo - Las... Leer más
La Vereda de la Estrella en Granada
La Vereda de la Estrella en Granada Con la vista en El Mulhacén.   Puntos principales de paso: El Charcón - La Vereda de la Estrella - El Real -... Leer más
Peña Vieja en Cantabria
Peña Vieja en Cantabria El pico más alto de Cantabria.   Puntos principales de paso: El Cable - La Vueltona - Collado de la Canalona -... Leer más

Por naturaleza

Previous Next
Olmos, soldados castellanos
Olmos, soldados castellanos ¿Desaparecerá el olmo de los campos de... Leer más
Castaños del valle del Genal
Castaños del valle del Genal Igualeja y Pujerra viven inmersos en un mar de... Leer más
primavera y amapolas
primavera y amapolas El campo se ha puesto el traje verde... Leer más
El vuelvepiedras (Arenaria interpres)
El vuelvepiedras (Arenaria interpres) El Arenaria Interpres es un ave migratoria... Leer más
El Olivo (olea europea)
El Olivo (olea europea)   El olivo es el árbol más característico de los... Leer más
Junio claro y fresquito
Junio claro y fresquito Junio ("iunius") Del latín "iunius",... Leer más
Mayo se escribe con "r"
Mayo se escribe con "r" Mayo ("maius") Del latín "maius", abrir.... Leer más
Febrero y con cigüeñas
Febrero y con cigüeñas Febrero ("Februarius") Tiene su origen... Leer más
La glicinia (Wisteria sp)
La glicinia (Wisteria sp) La glicinia o flor de la pluma es el nombre por el... Leer más
abril, lluvia y libros a mil
abril, lluvia y libros a mil  Abril ("aprilis") Del latín... Leer más
Urdaibai, el color de la naturaleza
Urdaibai, el color de la naturaleza Reserva de la Biosfera.A lo largo de trece... Leer más
Cae la flor del almendro
Cae la flor del almendro Pasan los primeros días de marzo y las flores de los... Leer más

No te pierdas...

Zamarramala en santa Águeda

Zamarramala:
en santa Águeda mandan las mujeres

Una tradición singular
Santa Águeda se celebra en muchos pueblos y ciudades de España de diferentes formas pero todas tienen en común la manifestación del protagonismo de las mujeres precisamente en el día de su santa protectora. El culto a santa Águeda está muy extendido por toda Europa y en España las fiestas en su honor constituyen una antigua e interesante tradición de gran arraigo.

Leer más...

Delicioso campo

La Venta de La Colilla
La Venta de La Colilla Por suerte hay lugares que no solo siguen existiendo en nuestra memoria. Uno de ellos es La Venta de La Colilla, situado en la localidad del mismo nombre, a unos pocos kilómetros de la monumental ciudad de Ávila. Los recuerdos de esta pequeña venta,... Leer más