Vía Crucis romano en Santiponce

cristo-romano

cristo

Puede pensarse que visitar, más aún si es por primera vez, un pueblo o ciudad cualquiera en un día especial, ya sea de fiesta, celebración o evento extraordinario es hacerse una idea errónea del lugar; es verlo "desnaturalizado" o al menos, imbuido de un aspecto inusual. Acudir a Santiponce la noche del Vía Crucis del Aljarafe es, sin embargo, la mejor manera de acercarse a su verdadera naturaleza.

CARTEL VIA CRUCIS 2014

Itálica en el corazón de Santiponce
Santiponce nació a orillas del río Guadalquivir, pero su localización en tierras bajas obligó a su reedificación en 1603, tras haber quedado totalmente inundado.

Fueron los monjes del cercano Monasterio de San Isidoro del Campo quienes cedieron a los poncinos tierras más altas, construyéndose el pueblo sobre parte de las ruinas de la antigua ciudad romana de Itálica.

Publio Cornelio Escipión fundó una ciudad para acoger a veteranos de guerra en el año 206 A.c. constituyendo el primer asentamiento romano fuera de la península itálica y tomando el nombre de ésta. Patria de Trajano, su sucesor Adriano, quien había pasado allí su juventud, la dotó de magníficos edificios especialmente en la parte más elevada de la ciudad, la llamada "nova urbs" que es donde se encuentran hoy en día las ruinas.

El alto nivel social de los habitantes de Itálica, (sólo sabemos de un caso similar en Pompeya y sus alrededores que también surgieron como lugar de descanso de militares retirados), dio lugar a una ciudad con magníficas villas, calles, templos, termas y otros edificios cuyas huellas perviven en uno de los mejores monumentos arqueológicos de la Península Ibérica.

olivos-italicaDesde hace unas décadas un enorme vallado separa los restos arqueológicos del "otro" Santiponce, pero no siempre fue así. Nos lo cuentan los Hermanos Marmolejo, nuestros extraordinarios guías en este recorrido nocturno excepcional. Durante años, arados y expolios entremezclaron teselas, piedras y arena; Itálica era lugar privilegiado de juego para los niños de Santiponce. Los Marmolejo, hijos del reconocidísimo orfebre sevillano Fernando Marmolejo, jugaron y crecieron entre las ruinas y conocen sus rincones como la palma de sus manos. No es de extrañar que habiendo cambiado canicas por teselas y columpios o toboganes por muros, galerías y termas, los Marmolejo sean todos ellos magníficos artistas y al menos tres hayan continuando la saga familiar dedicándose con gran éxito y prestigio a la orfebrería.

Escenario para un Vía Crucis
Nuestro paseo comienza frente a La Parroquia. Al fondo, a lo lejos, la silueta del Monasterio de San Isidoro del Campo va poco a poco desapareciendo tras la oscuridad de una noche ya casi cerrada. Una multitud de paisanos y forasteros esperamos la salida de las trece cruces de guía de las Hermandades del Aljarafe que preceden a Cristo con la Cruz a cuestas, la imagen titular de la Hermandad de Santiponce. Todas estas cruces formarán las catorce estaciones del Vía Crucis que tendrá como escenario excepcional la arena del anfiteatro de Itálica. Desde la salida todo impresiona: la oscuridad rota solo por el fuego de las antorchas que van guiando a las cruces, los acordes de música barroca que acompañan cada movimiento, el sonido del silencio en cada parada.

inciensoLas calles de Santiponce son largas, las casas blancas y de poca altura, sorprendentemente ajenas al crecimiento desmedido de las últimas décadas. No tardamos en llegar a las ruinas. Esta noche, como cada año el primer sábado de cuaresma no hay muros ni vallado. Santiponce es Itálica o Itálica entera es Santiponce. Sopla un viento suave y fresco según va llegando la procesión al cementerio y a las puertas de la "nova urbs". Frente al muro blanco descansa el paso unos minutos antes de cambiar el camino de arena por la calzada de piedra, el aroma a incienso por el de pino y olivo. La noche es clara a pesar de las nubes o más bien por su causa, pues en ellas se reflejan las luces de la cercana Sevilla. Exceptuando a Roma, no puede haber un lugar más indicado para un Vía Crucis. Estremece ver la imagen del Nazareno avanzando entre los muros del anfiteatro, atravesando calles adornadas con estatuas de Venus delicadamente esculpidas, rozando cipreses y olivos en medio de la espesura del incienso que lentamente se va perdiendo entre las nubes.

santiponce-teatroSantiponce, historia de nuestra historia
Cómo no recordar hoy el tópico "si las piedras hablaran". Si las piedras hablaran en Santiponce contarían la historia de un pueblo y de muchos de nuestros pueblos; contarían nuestra historia. La de los que pusieron en pie una cuidad junto al río Betis, sobre los restos de un antiguo poblado turdetano; la de los invasores llegados del norte de África que pareciéndoles ese río muy grande le empezaron a llamar Guadalquivir (guad-al qabir ó rio grande) y que viendo la ciudad Talika en estado de abandono comenzaron a usarla como cantera, despojándola de columnas y mármoles; la de un rey visigodo llamado Leovigildo que reconstruyó las murallas de la antigua ciudad romana para defenderse de los ataques de su hijo mayor Hermenegildo; la de Guzmán el Bueno que fundó San Isidoro del Campo, el monasterio cisterciense más meridional de Europa sobre una ermita donde estuvo enterrado el propio santo; la de los siglos del medievo cuando la gran urbe romana quedó reducida a los "Campos de Talca"; la de los que empezaron a excavar en las ruinas hasta sacar a la luz cinco importantes monumentos civiles y hasta cincuenta villas típicamente romanas y la de un artista sevillano, que cautivado por el lugar y por lo antiguo, dejó una gran colección arqueológica al pueblo con la que se creó un Museo que hoy lleva su nombre (Museo Municipal Fernándo Marmolejo) que recorre la historia de Santiponce, de Itálica y del Monasterio de San Isidoro del Campo.

 

Santiponce

Santiponce está situado en el lugar de la antigua Itálica, a 7 Km. de Sevilla. 
Es obligado visitar El Conjunto Monumental de las ruinas de Itálica, el Monasterio de San Isidoro del Campo (Conjunto histórico artístico de interés Nacional) y el Museo Municipal Fernándo Marmolejo

Itáica: teatro, anfiteatro, casa de los pájaros,casa de la Exedra, casa de Hilas, termas
San Isidoro: Retablo y sepulcro de Guzmán el Bueno de Martínez Montañés
Museo Fernándo Marmolejo:Visión general histórica, social y geográfica de Santiponce, El Monasterio y las ruinas de Itálica
Mas información: www.santiponce.es
santiponce-retablo

 

 

 

Comentarios  

+1 #2 Vive Santiponce 12-03-2013 19:06
Felicidades, buen artículo sobre esta localidad. Una de las mejores cosas de Santiponce, además de su patrimonio, es su gente y su estilo de vida, en este lugar se puede vivir como en un típico pueblo andaluz a tan solo 7 kilómetros de la capital.
Citar
+1 #1 Manuel Marmolejo 07-03-2013 21:02
Enhorabuena por este magnifico reportaje. Gracias a las limitaciones impuestas para preservar el conjunto de Italica, Santiponce se ha conservado como un auténtico pueblo, donde todos los vecinos se conocen, muchos con "motes" heredados (existe un manual que habla de ellos) pero con ambiente ciertamente entrañable. Suscribo todo tu artículo y destaco el momento en que el desfile de cruces y antorchas hace su entrada en la arena del anfiteatro, impresiona.
Una vez mas , enhorabuena.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Paisajes, gastronomía, vida rural y mucho más

Previous Next
Guadalupe, historia y devoción en la sierra extremeña
Guadalupe, historia y devoción en la sierra extremeña En un paraje excepcionalEn la laberíntica Sierra... Leer más
Albóndigas con azafrán
Albóndigas con azafrán Ingredientes:  1 Kg de carne de... Leer más
La Virgen de la Anunciada: fiestas en Urueña
La Virgen de la Anunciada: fiestas en Urueña Del 25 al 30 de marzo, Urueña celebra su fiesta grande.... Leer más
Caldo gallego
Caldo gallego Ingredientes:  100 gramos de... Leer más
Tiempo de invierno, tiempo de calçots
Tiempo de invierno, tiempo de calçots De la cebolla al calçotCuentan que fue un campesino... Leer más
Pasión por la montaña
Pasión por la montaña A pesar de residir y trabajar en Madrid, Emilio... Leer más
Acelgas a la vasca
Acelgas a la vasca Ingredientes:  1 manojo de... Leer más
Uva de aledo
Uva de aledo Uva de aledo: la uva de inviernoLa uva de aledo... Leer más
Gazpachuelo malagueño
Gazpachuelo malagueño Ingredientes para seis... Leer más
Ronda romántica
Ronda romántica Ronda, en estos últimos días de Mayo, se viste de... Leer más
Corpus Christi en Lagartera
Corpus Christi en Lagartera La villa toledana celebra el Corpus Christi adornando... Leer más
Jardines de Montpensier, memoria de Sanlúcar de Barrameda
Jardines de Montpensier, memoria de Sanlúcar de Barrameda En la histórica ciudad de Sanlúcar de Barrameda, al... Leer más
Ensalada púrpura y naranja
Ensalada púrpura y naranja Ingredientes para cuatro... Leer más
Garbanzos Montecristo
Garbanzos Montecristo Ingredientes:  1 manojo de... Leer más
Historia y leyenda en Patones
Historia y leyenda en Patones Historia y leyendaen Patones Patones forma parte a ese... Leer más

Un sevillano en la sierra

Previous Next
El balastar de Faraján
El balastar de Faraján Faraján, que en bereber significa "Lugar de delicias", se encuentra situado en el Alto Genal, asomado al valle que este río da... Leer más
Jubrique, una sierra con aire de mar
Jubrique, una sierra con aire de mar Hay algo mágico en la Serranía de Ronda: misterio, historia, leyendas. Adentrarse en sus montes por viejas carreteras,... Leer más
Cementerios con vistas: Gaucín
Cementerios con vistas: Gaucín Cementerioscon vistas:  Gaucín “La muerte no es nada. Es solamente como si durmiera en la habitación contigua.Yo sigo... Leer más
Benalauría restaura su lavadero
Benalauría restaura su lavadero Benalauría restaura su antiguo lavadero He vuelto a Benalauría (Benalauria, un pueblo hecho para las flores) y me he... Leer más
Una historia con final feliz
Una historia con final feliz El Jilguero europeo(Carduelis carduelis) Ave paseriforme de la familia de los fringílidos a la que también pertenecen el... Leer más
Los jardines del visir
Los jardines del visir Si las bicicletas son para el verano, las sierras andaluzas lo son para el resto del año. Sobre todo en primavera. Es un 4 de... Leer más
Diccionario de campo: veredismo
Diccionario de campo: veredismo Un sencillo paseo por una vereda. Sin hitos, sin metas.Sólo por respirar en el campo...... con el campo.   Vereda del... Leer más
Chumberas en peligro
Chumberas en peligro De producto valorado a plaga incontrolada.La chumbera o palera (Opuntia maxima) se trajo a Europa procedente de América del... Leer más
Castaños en flor
Castaños en flor Poco a poco se va dorando el Alto Genal.Poco a poco van floreciendo los castaños malagueños por Faraján, Júzcar, Igualeja,... Leer más
Benalauría: un pueblo hecho para las flores
Benalauría: un pueblo hecho para las flores Podría pensarse que Benalauría es un pueblo que existe para que vivan las flores; sus flores.Ellas lo llenan todo: plazas,... Leer más

Rutas de Emilio: recorridos para todos sin sobresaltos

Sotres - Espinama
Sotres - Espinama Desde la parroquia más elevada de Asturias...  Puntos principales de paso: Sotres - Invernales del Tejo - Las... Leer más
La Vereda de la Estrella en Granada
La Vereda de la Estrella en Granada Con la vista en El Mulhacén.  Puntos principales de paso: El Charcón - La Vereda de la Estrella - El Real -... Leer más
Peña Vieja en Cantabria
Peña Vieja en Cantabria El pico más alto de Cantabria.  Puntos principales de paso: El Cable - La Vueltona - Collado de la Canalona -... Leer más

Por naturaleza

Previous Next
Cortijo de Zarracatín
Cortijo de Zarracatín La historiadora Elisa Crespo inicia esta serie de... Leer más
Febrero y con cigüeñas
Febrero y con cigüeñas Febrero ("Februarius") Tiene su origen... Leer más
Castaños del valle del Genal
Castaños del valle del Genal Igualeja y Pujerra viven inmersos en un mar de... Leer más
Cielos de Marzo
Cielos de Marzo Marzo ("martius") Tiene su origen en... Leer más
El algodón: la rosa blanca del sur
El algodón: la rosa blanca del sur El algodón era ya conocido en América Central en el... Leer más
Urdaibai, el color de la naturaleza
Urdaibai, el color de la naturaleza Reserva de la Biosfera.A lo largo de trece... Leer más
Julio y llegó el verano
Julio y llegó el verano Julio ("iulius") Del latín "iulius".... Leer más
El Ocejón, cumbre y leyenda
El Ocejón, cumbre y leyenda Al noroeste de la provincia de Guadalajara,... Leer más
El vuelvepiedras (Arenaria interpres)
El vuelvepiedras (Arenaria interpres) El Arenaria Interpres es un ave migratoria... Leer más
La cabra payoya
La cabra payoya La cabra payoya es una especia caprina que se originó... Leer más
abril, lluvia y libros a mil
abril, lluvia y libros a mil  Abril ("aprilis") Del latín... Leer más
El acebo (Ilex sp.)
El acebo (Ilex sp.)   No hay Navidad sin hojas de acebo, árbol que... Leer más

No te pierdas...

Zamarramala en santa Águeda

Zamarramala:
en santa Águeda mandan las mujeres

Una tradición singular
Santa Águeda se celebra en muchos pueblos y ciudades de España de diferentes formas pero todas tienen en común la manifestación del protagonismo de las mujeres precisamente en el día de su santa protectora. El culto a santa Águeda está muy extendido por toda Europa y en España las fiestas en su honor constituyen una antigua e interesante tradición de gran arraigo.

Leer más...

Lo último

Cuando el verano llega a Pujerra

Cuando el verano

llega a Pujerra 

 

De Igualeja a Pujerra te sientes sumergido en un inmenso bosque de castaños que, durante los meses de mayo a julio, florecen creando un  espectáculo de color  verdaderamente único.

Igualeja y Pujerra son dos pequeños municipios de la serranía de Ronda, en la provincia de Málaga que viven para y por el castaño, fuente principal de su economía.

Leer más...

Delicioso campo

Acelgas a la vasca
Acelgas a la vasca Ingredientes:  1 manojo de acelgas 3 patatas 150 gr. de queso semicurado* 2 Huevos harina 5 dientes de ajo Aceite de oliva virgen extra salElaboración de la receta de Acelgas a la vasca:  Lavar las... Leer más